¿Por qué fracasa el sistema educativo?

Actualmente todo avanza a mucha velocidad y el sistema educativo ha quedado obsoleto, no se adecua a las necesidades de los niños de hoy. No sirve poner parches y hacer pequeñas variantes, para seguir igual. No sirve copiar de otros países que tienen el mismo problema. Se necesita un cambio de paradigma basado en las aportaciones de Einstein e investigaciones posteriores.

Hay que crear un sistema nuevo genuino, original, alejado de ideologías materialistas, que de solución a los verdaderos problemas que tenemos planteados, que provienen de la deshumanización y de la pérdida de identidad entre otros. Si lo intentamos y trabajamos en positivo todos juntos, seremos capaces de aportar ideas nuevas para dar a los niños y jóvenes las herramientas que necesitan.

Lo que nos impide discernir y comprender es la IGNORANCIA, el egoísmo, la soberbia, el ego y la falta de sensibilidad.

Tenemos que ir a la raíz y preguntarnos con humildad ¿por qué y para qué estamos aquí en este hermoso planeta?, la respuesta es muy fácil, la tenemos en nuestro interior, si nos detenemos, observamos, escuchamos y sentimos conscientemente, sabremos que estamos aquí para EVOLUCIONAR Y ASCENDER A LA CONSCIENCIA, siendo felices, aprendiendo y disfrutando de la vida, desarrollándonos en plenitud a través de la energía AMOR, en trabajos creativos y positivos que ayuden a la humanidad, para vivir en armonía de forma consciente. También podemos caminar en sentido DESCENDENTE, retroceder e INVOLUCIONAR de manera inconsciente, ser muy desgraciados e incluso autodestruirnos. Somos libres de elegir la opción que queremos.

Los jóvenes son idealistas y buscadores por naturaleza, su interior les pide que avancen, pero como no tienen puntos de referencia ni un norte claro, no saben cómo y dónde buscar, ignorando que todo lo tienen en su interior y lo más grave, desconocen su ORIGEN y sus CAPACIDADES, también información tan elemental como que son responsables de sus actos y que todo tiene consecuencias, de esta forma van dando palos de ciego, aprendiendo a base de golpes y en muchos casos caen en adicciones, droga, alcohol de manera irreparable también en ideologías radicales destructivas. Desconocen también que sobre las leyes humanas hay unas leyes cósmicas JUSTAS Y OBJETIVAS que respetan nuestra libertad, pero cumplen su cometido inexorablemente, aunque las ignoremos: Recoges lo que siembras: si siembras vientos recoges tempestades. Si siembras AMOR recoges amor multiplicado. Si haces daño al otro te lo haces a ti mismo, etc. etc.

Qué responsabilidad no informar a la población que hay estas dos posibilidades ASCENDER-DESCENDER que son libres de elegir. No se puede negar la dimensión espiritual y divina de la creación, es el conocimiento esencial que necesita saber el ser humano para evolucionar y ser feliz porque forma parte de su esencia y tiene que aprender a utilizarlo para su bien y el de la humanidad, evitando crear desorden, vacío y mucho dolor.

La ciencia avanza, ayudados de ella, algunos físicos de hoy, por el conocimiento investigado, han llegado al mismo lugar por comprensión, que las vivencias experimentadas por los místicos de ayer, que existe una fuerza superior, poderosa, luminosa, radiante que rige todas las otras fuerzas de las que nos habla Einstein que es el AMOR y esta fuerza AMOR-SABIDURÍA es DIOS. Nosotros estamos hechos de esa energía creadora, negarla nos hace involucionar, produce incapacidad, vacío, insatisfacción y cercena la posibilidad de evolución.

Queramos o no, lo conozcamos o ignoremos, SOMOS ENERGÍA y hemos venido a vivir nuestra experiencia de evolución, es lo lógico lo que hace el cosmos entero, no tenemos más que observarlo. Para evolucionar tenemos dos formas:

1) Vía de ascenso rápido: Energía sutil, rápida, accedemos a ella POR COMPRENSIÓN, con CONSCIENCIA, convirtiéndonos en dueños de nuestra vida y destino, armonizándonos con la energía cósmica que rige el universo y que da sentido a la vida para disfrutarla.

2) Vía lenta: Energía densa, lenta, vibración baja, sumergidos en la inconsciencia e ignorancia, luchando contra todo a ciegas, a través del dolor, la oscuridad, el sufrimiento y el sin sentido.

Por tanto, para comprender es indispensable elevar la vibración, en primer lugar para estar conectados con nosotros, con nuestra ALMA (nuestra esencia), también con el campo cuántico, donde está toda la información y donde radica la energía de la potencialidad pura de todas las capacidades que se expresa a través del hemisferio derecho del cerebro. Solamente el Alma tiene la llave para acceder al conocimiento, mediante la comprensión (La mente y el intelecto entienden, solo el Alma comprende) desde ahí se aprende con mucha facilidad, porque estamos vivos, sumergidos en la corriente de la vida, despiertan nuestras capacidades, poniendo nuestra atención e intención y el deseo de ascender en la escala de la evolución con el propósito de SERVIR al plan de la creación, ahí es donde alcanzamos la plenitud en todos los órdenes de la vida, todo se facilita y todo se disfruta.

El PROBLEMA de nuestro Sistema Educativo es que el ALMA está AUSENTE.

Tenemos dos hemisferios cerebrales: El IZQUIERDO es el lógico, se manifiesta a través del intelecto y se expresa a través del lenguaje. Es pragmático, repetitivo, FRÍO, calculador, egoísta, hedonista, VIRTUAL, conecta con el YO inferior, nos DIVIDE, llevando la atención fuera de nosotros, hacia el pasado o futuro. El Sistema de Enseñanza, se ha ocupado exclusivamente de potenciar este hemisferio, que es muy limitado, útil para ser utilizado, no para que dirija nuestras vidas a través del EGO, así nos va de mal. Por el contrario el HEMISFERIO DERECHO, el inexplorado, donde residen todas nuestras capacidades nos permite conectar con nuestra Alma, desde el cual se realiza el verdadero aprendizaje y evolución. Se manifiesta a través de este hemisferio utilizando la Imagen, el sonido y la VIVENCIA EN PRESENTE. Lo ideal es armonizar los dos hemisferios, para desarrollar las inteligencias múltiples, sobre las que el ALMA (nuestro Ser), debería ejercer el señorío, solamente así se puede conseguir una enseñanza personalizada, de manera que cada persona consiga desarrollar sus capacidades al máximo, sin competir con otros, al no ser comparables ya que somos ÚNICOS. Esto les permitirá construir su personalidad integrada sin EGO. La esperanza está en la ciencia experimental, el arte, la música clásica el canto espiritual consciente, que deberán ser el eje de las herramientas de aprendizaje en el nuevo Sistema Educativo.

Los profesores en los colegios se ocupan de mejorar las técnicas pedagógicas, en líneas generales, hay exceso de metodología y tecnología (en algunos casos negativa como la energía que emana de las ondas WIFI) a pesar de eso en el aula se instala la rutina y la falta de interés, demasiada información que el intelecto le cuesta procesar y memorizar, requiere mucho esfuerzo y constancia, se entiende pero no se comprende, por tanto se olvida, por estar memorizado, no comprendido y eso ocurre porque falta el APRENDIZ que es el ALMA que además de entender comprende sin esfuerzo un conocimiento vivenciado, investigado y experimentado en el instante, en PRESENTE.

Por más técnicas pedagógicas de aprendizaje y sofisticada tecnología que se utilicen, si no concurre el ALMA del Profesor y el Alumno, el fracaso está asegurado, por mucho que se invierta en educación, no es cuestión de dinero y abundancia de medios, sino tener los adecuados, contando con lo esencial alumno y profesor interactuando conscientemente, teniendo en cuenta la totalidad de sus energías, especialmente el AMOR UNIVERSAL.

El ser humano total está integrado por energías de distinto nivel vibratorio que conforman:

Un cuerpo FÍSICO

Un cuerpo MENTAL (superior e inferior)

Un cuerpo EMOCIONAL

Un cuerpo ESPIRITUAL

El nuevo sistema de educación debería contemplar al niño en su totalidad real.

El niño hasta los 6 años utiliza el hemisferio derecho, en cuanto entra en el sistema de enseñanza, se le potencia en exclusiva el hemisferio izquierdo, ignorando el derecho, en detrimento de otras inteligencias a las cuales se accede desde el hemisferio derecho, tan necesarias para el desarrollo integral y equilibrado del ser humano, como la inteligencia emocional y otras de niveles superiores. Si el ALMA está ausente, somos como zombis, sin vida, sin alegría, acomplejados, llenos de miedos, sin fuerza, sin esperanza.

Otro elemento esencial del Sistema Educativo es el PROFESOR y de su formación, comportamiento, empatía y grado de compromiso depende buena parte del éxito.

Ser Profesor requiere unas capacidades especiales, (además de los conocimientos sobre las materias que imparta) ha de tener VOCACIÓN, vivir conscientemente en valores y ser capaz de SENTIR la energía AMOR en su corazón, para poder integrarla y transmitirla. Es la única vía posible capaz de conectar con el Alma del alumno.

Actualmente muchos profesores, aunque se esfuercen, no consiguen ser eficaces, porque trabajan desde el hemisferio izquierdo y desde ahí no pueden convocar y activar el alma del alumno que se manifiesta en el hemisferio derecho.

Enseñar requiere, vocación, responsabilidad, consciencia, comunicación, paciencia, implicación, coherencia, pasión a través del hilo conductor del AMOR UNIVERSAL.

Somos vibración, lo que hagamos va a depender de nuestro nivel y calidad de vibración. Si es elevada establecerá un potente canal de comunicación con el alumno, condición indispensable, para que se implique e interese por el aprendizaje. Para ello ambos deberán explorar y utilizar el hemisferio derecho del cerebro y vibrar en frecuencias cuanto más altas mejor.

Todo lo que existe es energía que vibra a distintos niveles. En los colegios del futuro se tendrá en cuenta y sus alumnos se medirán por su nivel de vibración en cantidad y calidad.

logo-footer

Sede

Gondomar
C/ Aspera, Nº 3 · 36380 Gondomar

Vigo
Plaza de Compostela, 22-1ºD
36201 Vigo

Contacte con nosotros

Tel.: 986 369 639
Tel.: 986 360 638
Móvil: 680 645 088

Email: anxos@fundacionanxos.org

Consultas

Las consultas se harán
bajo cita previa.
Envíenos un mensaje.

Formulario de contacto flechaderecha